Antonio Félix Da Costa, ganador del GP de Macao, elogia los neumáticos Pirelli P Zero

Antonio Felix da Costa ha conseguido reeditar su triunfo de 2012 en el Gran Premio de Macao de Fórmula 3 tras una emocionante carrera decidida en un intenso duelo con Felix Rosenqvist y Sergio Sette Camara. Tanto el ganador como los 28 restantes inscritos en esta cita imprescindible del calendario internacional de monoplazas calzaban los neumáticos P Zero DM. Pirelli había firmado el acuerdo como suministrador único apenas siete semanas antes, lo que ha obligado a llevar a cabo un trabajo muy intenso y a contrarreloj, máxime dadas las particularidades del circuito.

Al final, las palabras de Da Costa a la conclusión de la prueba avalan la tesis: “Los neumáticos son realmente buenos. Además, añaden un desafío más a Macao, ya que tienen un pico de rendimiento más alto cuando son nuevos y se degradan un poco. Esto contribuye a mejorar el espectáculo en pista, que es justo lo que se precisa en competiciones así”.

Matteo Braga, manager de competición de Pirelli, valoraba la experiencia desde la perspectiva de la marca: “A pesar de contar con muy poco tiempo para preparar este importante reto, estamos más que satisfechos con el rendimiento de nuestros neumáticos en un circuito único como este. Este fin de semana nos ha servido para acumular datos muy relevantes y que nos serán de gran utilidad en el futuro. Quiero aprovechar para felicitar a Antonio Felix da Costa y Carlin, pero también a todos los demás pilotos que han asimilado las características de nuestros neumáticos muy rápidamente y han sido capaces de trabajar con sus equipos en multitud de planteamientos distintos”.

En la FIA GT World Cup, Pirelli volvía a calzar a todos los participantes con sus neumáticos P Zero DHC. El compuesto ha mostrado su buen rendimiento desde los entrenamientos, durante los que se había logrado rebajar el récord de vuelta de Macao en dos ocasiones. Primero ha sido el Mercedes de Maro Engel en las sesiones libres, y posteriormente, Edoardo Mortara, con Audi, han dejado el mejor registro histórico en 2:16.862. En carrera, el vencedor ha sido el Audi R8 LMS de Laurens Vanthoor, que, paradojas del deporte del motor, se ha llevado el triunfo tras apenas cuatro vueltas, sin ver la bandera a cuadros y con ninguno de sus neumáticos sobre el asfalto… El belga ha sufrido un vuelco a 15 minutos del final que han obligado a los organizadores a desplegar la bandera roja y dar la prueba por finalizada con la clasificación del giro anterior.

En relación al FIA GT World Cup, Matteo Braga comentaba: “La carrera ha tenido un desempeño muy poco usual, pero haber logrado rebajar los tiempos en la mayoría de sesiones libres e incluso el récord de vuelta durante los entrenamientos subraya la efectividad del P Zero DHC. Me gustaría felicitar a los equipos, a la FIA y a los organizadores locales, por trabajar con tal éxito para crear un evento tan espectacular”.

El GP de Macao inicia la recta final de la temporada internacional para Pirelli, que vivirá el momento álgido este fin de semana con la disputa del Gran Premio de Abu Dhabi de Fórmula 1, decisivo para el título mundial, y concluirá el próximo 4 de diciembre en Valencia y Daytona, escenario de las Finales Mundiales del Lamborghini Supertrofeo y la Ferrari Challenge, respectivamente.